Un sueño mal soñado (Parte 1)

Me enteré demasiado tarde. Una de las cosas que querrías saber antes que NADA, es que tienes un poder  que puedes controlar. Todos amamos el poder. En este caso mi poder no era cualquier cosa, me empecé a dar cuenta de que cada vez que cerraba los ojos para intentar dormir, no me sumergía en mis sueños, sino en los de las personas que estaban pensando en mí.

No imaginaréis nunca lo que es poder controlar un sueño, y más cuando sabes que no es tuyo, y que eso puede determinar el despertar de la otra persona.

Durante la primera semana de ser consciente de este poder, lo primero que hice (inevitablemente), es probarlo para hacer el mal. Me quería cruzar con toda esa gente estúpida, que entorpecieron y perturbaron una vez mi vida, devolverles la puñalada pero con más dolor, donde duele de verdad, que es en el recuerdo. Fui a ver a esas personas, fingí interesarme por ellas, para que pensaran en mi al acostarse, luego desde dentro de sus sueños, intenté hacerles sufrir lo que un día me hicieron sufrir. Pero pronto comprendí, que todo gran poder, conlleva una gran responsabilidad. Y que en el fondo, si quería hacerles sufrir todavía es porque aún me importaba lo que pensaran. Aprendí que la mejor cura es el olvido, y que nadie muere del rencor por la venganza, sino por la ignorancia.

Mi poder ya no parecía tan genial, si no había podido satisfacerme castigando a mis enemigos.

Pero enseguida vi el otro camino: El amor.

Ahora si que me sentía implicado en una buena causa. Ahora podía sentir como cualquier esfuerzo desmesurado por la buena causa de encontrar el amor, podía ser siempre provechoso!. Si más no, cometí el error de ir a buscar sin pensármelo, a todas esas mujeres, que fueron inalcanzables en la adolescencia, aquellas que dejaron todos los deseos abiertos para siempre, pero con un cartel que decía: solo para matones de clase. Más valiente que nunca, me decidí a empezar de cero con ellas, volverlas a saludar, tomar algo. Necesitaba ganar poco a poco para aparecer en sus sueños y desde allí, solo debía demostrarles cada noche, todo lo que podría vivir si me escogían a mí. Tengo que reconocerlo, fue más fácil de lo que jamás imagine, en una semana pude mirar esas siluetas deseadas en mi cama y, escupirle al pasado por lo lamentado. Pero otra vez, mirando mi ventana y las estrellas, me encontraba siempre despierto, con insomnio… intentando comprender porque aquello ni me llenaba ni me vaciaba. Comprendí entonces que la idealización puede jugártela, hasta el punto en que no sabes ni porque deseas algo. Si soy sincero, esas personas, tras introducirme en sus sueños, lo único que vi es un corazón débil y una mente preparada para los roles sociales. La mayoría de ellas me dieron lástima. Por segunda vez, si busqué en el pasado es que era yo el que tenía un problema.

Después de castigar a mis enemigos y de saciar mis deseos pasados. Pasé a encontrarme solo. Supongo que es la soledad consecuente que rodea un gran poder.

A los pocos días, convencí en sueños a todos mis amigos para que me vieran más a menudo. No tarde mucho en darme cuenta que si necesitaba hacer eso, era porque quería caerles mejor de lo que podía hacer por ellos. Como más verdad sabía, menos deseoso me encontraba. Menos mágico me resultaba todo. Demasiado lógico y sencillo.

Me faltaba solo conseguir dinero. Podría empezar a convencer a gente de que debe darme dinero. Ni siquiera trabajar. Tan solo, convencer a los políticos de que me entreguen sus cargos. Podría haber sido una gran idea, pero no me veía gestionando vidas que no fueran la mía. Solo, sin dinero, amor ni enemigos.

Pasaron 3 años. 3 años hasta que conocí, esporádicamente, a la persona que iluminó este túnel. No puedo decir que Clara fuera ni mejor ni peor que mis antiguos delirios, pero en este caso, era brillante. Como una estrella que te orienta en alta mar. Llevaba 3 años de soledad, pero no era necesidad. Sentí el amor atravesar todo mi cuerpo, mi poder y mis fuerzas. Me hacía temblar de emoción y a la vez de miedo. Esa misma noche corrí a encontrarme en su sueño, pero…

CONTINUARÁ

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s