Escribirte sin tijeras

Cortarte los labios,

con cada sílaba mal salivada.

Cortarme el corazón,

en dos palabras.

Cortarme cuando hablo,

porque las tormentas ya no importan nada.

Cortarme al pensarte,

distante e inaccesible;

cuando hablo de que ya no estás, ni hoy ni mañana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s