San Valentín

Estuve más tiempo solo que acompañado. Aunque recuerdo muchos años, muchos regalos, muchos momentos, muchas sorpresas… la realidad es que siempre he estado yo.

Soy mi mayor mensajero, mi mayor presente y mi mejor asesor. Pero aun así, se torna agridulce la debacle simbólico en el que vivimos y cómo vivimos en pareja. Nunca estoy del todo seguro. Aunque me respire a mí, coma por mí y duerma por mí; sigo anhelando ese factor tan humano que es el compartir.

Pero qué entretiempo el tiempo solo. Pero qué contratiempo el tiempo compartido.

Sigo buscando la fórmula perfecta en la que me encuentro a mí mismo y a la vez se suma otra persona. Se sienta a mi lado, compartimos inquietudes, soñamos fuerte y nos acostamos sabiendo que todo es algo más leve sabiendo que el apoyo es mutuo.

El amor es idealizado, pensaba hoy, sobre todo cuando se escribe sobre él.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s