Temptation

Mírame con el pecado con el que observas el chocolate blanco. No me llores como en un programa de televisión sobrevalorado. Grítame si se nos olvida respetarnos, pero Sobretodo Bésame, como si no existieran reglas ni amores para compararnos. Anuncios